CASOS PRÁCTICOS

Clementoni, la seguridad se aprende (jugando)

Clementoni
Vista general

Vista general

Fundada en Recanati en 1963, Clementoni se ha mantenido siempre fiel a su objetivo original de ayudar a que los niños crezcan a través del juego. Una intuición de la que nació una sólida sociedad industrial que involucra en la actualidad a unas 600 personas y que alcanza una facturación de aproximadamente 178 millones de euros, de los que el 65 por ciento se logra gracias a las exportaciones.

desafío

El desafío

La dimensión multinacional aumenta el nivel de exposición a los ciberataques. La pérdida y las situaciones de riesgo para los datos corporativos, que además están relacionados con la infancia, expondría a la empresa a un daño muy elevado. De ahí la necesidad de sensibilizar a la empresa, a todos los niveles, en materia de ciberseguridad.

Solución

Solución

El programa de concienciación sobre ciberseguridad tiene como objetivo crear una cultura de la seguridad generalizada en todos los niveles de la empresa, tanto a través de la adquisición de herramientas útiles para proteger a la compañía de las amenazas cibernéticas como a través del desarrollo de capacidades de defensa que permitan hacer frente a los ataques cibernéticos más extendidos.

Conocimiento de las amenazas y riesgos como primera medida de defensa. Los programas de concienciación y formación «anti-phishing» como parte integrante de la estrategia cibernética de la multinacional italiana del juego educativo.

«Para todos los que, como nosotros, nos dedicamos a los negocios, la ciberseguridad se ha convertido en un tema absolutamente relevante y transversal respecto a los ámbitos en los que operamos. Un elemento imprescindible para la protección de los datos corporativos y el normal desarrollo de las operaciones cotidianas», explica a Data Manager Susanna Clementoni, programadora y especialista en cumplimiento normativo, exponente de la tercera generación de la familia fundadora de la empresa.
«Lo digital también transforma el mundo de los juegos, tanto en términos de comunicación como de extensión del juego y de experiencia de compra. La ciberseguridad se ha convertido en un argumento imprescindible tanto para el consumidor como para los socios comerciales», continúa Susanna Clementoni.

«Trabajar en la seguridad de Clementoni significa crear una experiencia de usuario exitosa para todos los clientes que confían en nosotros. En una empresa como la nuestra, la atención y el respeto al mundo del niño son dos aspectos de extrema importancia. En consecuencia, la decisión de crear una cultura cibernética generalizada ha sido, además de necesaria, obligada».

Todo ello debido a las implicaciones que un bloqueo de los sistemas podría tener no solo en la operatividad del día a día, sino sobre todo en la reputación corporativa. «La pérdida y las situaciones de riesgo para los datos corporativos exponen a cualquier empresa a un daño muy elevado. Recientemente, hemos sido testigos de ataques informáticos que han puesto de rodillas a grandes multinacionales.
Cualquier persona, a cualquier nivel, puede verse afectada. En nuestro caso, al tratar datos relacionados con los niños, el daño no solo sería económico, sino que también supondría una pérdida de confianza en el compromiso con el mundo de la infancia que siempre ha distinguido a nuestra empresa».

Grupo 159
Grupo 197

Formación con una marcada curva de aprendizaje

Los resultados en términos de reducción de los incidentes de seguridad han sido continuos. «Desde el lanzamiento del programa —indica Susanna Clementoni— hemos constatado un alto porcentaje de implicación en los nueve módulos del curso, con una participación del personal de más del 80 %». Un éxito que se debe a la sencillez de uso del curso, con lanzamientos mensuales, contenidos en vídeo de corta duración y un lenguaje cuidado, pero al mismo tiempo no demasiado técnico, adecuado para todos. En cuanto a la formación «anti-phishing», los resultados son también muy alentadores. «Ante los 1300 ataques lanzados a través de 7 campañas diversificadas —continúa Susanna Clementoni— hemos registrado una caída significativa en las tasas de clics, del 15 % a menos del 10 %. Además, tenemos un aumento significativo en la puntuación de resiliencia, es decir, el número de ataques necesarios para hacer que una persona caiga en la trampa del engaño, de 1 a 2,6. Por lo tanto, el balance es absolutamente positivo. Sobre todo si tenemos en cuenta que se trata del primer año y del contexto en el que se ha desarrollado todo el programa de formación».

Para leer la entrevista completa realizada por Data Manager haz clic aquí.

Todos los proyectos

Grupo Grimaldi

Grupo Grimaldi

El Grupo Grimaldi, una multinacional napolitana, está invirtiendo en conciencia de seguridad informática utilizando los servicios ofrecidos por Cyber Guru.

leer más
Más información

¿Quieres conocer más detalles?

¿Quieres más información?