Día por una Internet Segura: 100 países celebran la seguridad en línea

Security Awareness
1 marzo 2023
Día por una Internet Segura

Para contar con un internet más seguro, la educación empieza en la escuela

La seguridad en la red es un tema con tanta importancia que merece un día internacional de celebraciones que cae cada año el 7 de febrero. Establecido en 2004 por la Comisión Europea, el Día por una Internet Segurava acompañado del eslogan «Together for a better Internet», que no deja lugar a dudas sobre el objetivo del evento: unir fuerzas para minimizar los riesgos de la navegación en línea y hacer que el mundo de la red, que será cada vez más protagonista en nuestras vidas, sea un lugar seguro, especialmente para niños y adolescentes.

Ciertamente, quien quiso instituir este día, hace ya casi 20 años, fue alguien visionario que comprendió, en un periodo aún no cuestionable, los peligros a los que todo el mundo se enfrentaba.

Hoy, este día, que se celebra en 100 países, es sin duda una gran oportunidad para hacer un balance de la situación y reflexionar sobre cómo todos podemos ayudar a promover un enfoque consciente de la red, con el objetivo final de promover una internet mejor para todos.

A lo largo de los años, la iniciativa se ha convertido en una cita de referencia para todos los operadores del sector, las instituciones y las organizaciones de la sociedad civil.

En cuanto a la edición de este año, la principal cita será durante la mañana del 7 de febrero en «streaming» en los canales sociales del Ministerio de Educación italiano y en el portal www.generazioniconnesse.it, a partir de las 9:30. El evento también se transmitirá en el sitio y en el canal de YouTube de la «Polizia di Stato» (policía nacional italiana).

De hecho, también estará el Departamento de la «Polizia di Stato» que participará en el evento y proyectará, como parte del proyecto #cuoriconnessi, grabaciones y testimonios de personas envueltas en varios sucesos de estafas y prevaricaciones en línea.

En la transmisión en vivo participarán también este año más de 4000 escuelas secundarias de primer y segundo grado de toda Italia y más de 200 000 estudiantes, que serán los verdaderos protagonistas de la iniciativa y que contarán cómo se relacionan con la tecnología y la red.

Además, este año, al igual que en años anteriores, con motivo de la jornada se presentó una investigación, esta vez de Telefono Azzurro y Doxa Kids, titulada «Entre la realidad y el metaverso. Adolescentes y padres en el mundo digital», que examinaba las percepciones y los temores de los jóvenes ante el mundo digital.

La investigación, realizada a partir de una muestra de 804 padres y 815 jóvenes de entre 12 y 18 años, pone de manifiesto un aumento de las preocupaciones tanto por parte de los adultos como de los adolescentes, que también admiten que no saben exactamente cómo evitar o señalar los peligros.

«El 65 % de los niños encuestados temen que extraños adultos se pongan en contacto con ellos (un porcentaje que aumenta al 70 % si solo se consideran las niñas y los más pequeños, de 12 a 14 años). A esto le siguen el «bullying» (57 %), la sobreexposición de datos personales (54 %), la visualización de contenidos violentos (53 %) o sexualmente explícitos (45 %) y el envío de contenidos de los que uno se podría arrepentir (36 %)», se lee en el informe.

Esto demuestra también que casi uno de cada dos menores se ha topado con contenido inapropiado: los más difundidos son los violentos (68 %), seguidos de los pornográficos (59 %) y los sexualmente explícitos (59 %), los contenidos discriminatorios y racistas (48 %), los relacionados con el suicidio y las autolesiones (40 %) o los que promueven la anorexia y la bulimia (30 %).

Según el estudio, más del 70 % de los adolescentes dicen que temen usar datos compartidos para jugar en línea o navegar por la web. Al mismo tiempo, sin embargo, el 27 % de los jóvenes encuestados dicen que se sienten ansiosos o inquietos sin usar las redes sociales (el 22 % se sentiría incluso perdido). Más de la mitad de los adolescentes (53 %) admitió sentir envidia de otros o sentirse inadecuado (21 %).

Todos estos motivos han llevado a los propios adolescentes a expresar el deseo de que la edad de acceso a las redes sociales (la verificación de la edad) se fije en 15 años en lugar de en 14, como figura hoy.

En cualquier caso, todos estos temores no parecen desanimar a usar internet y, sobre todo, no parecen influir en el tiempo que los jóvenes pasan en línea.

Según la investigación, de hecho, el 50 % de los menores de entre 12 y 18 años pasan de dos a tres horas al día en las redes sociales y chateando. Una cifra superior a la de 2018, cuando eran el 43 %..

El 14 % de los encuestados dedica a las redes sociales y a chatear entre cuatro y seis horas al día, un 4 % dedica más de seis horas al día y un 3 % está siempre conectado.

Las diferencias son principalmente por la edad: si el 23 % de los niños de 12 a 14 años están en línea una hora al día, los de 15 a 18 años están de cuatro a seis horas al día. Además, el 35 % de los adolescentes dicen que se quedan hasta tarde por la noche y tienen dificultades para dormir debido al tiempo que pasan en línea. El teléfono inteligente es la herramienta más utilizada, concretamente por el 93 % de los encuestados.

Cuando se habla de internet y de los menores de edad, pensar en prohibir no es realista —sostiene Carla Garlatti, autoridad competente de la infancia y la adolescencia—. Asegurar la seguridad en internet supone garantizar a los niños un recurso valioso. Por ejemplo, en el plano normativo es necesario introducir una especie de Sistema Público de Identidad Digital (SPID) para menores para verificar la edad de acceso a las aplicaciones y a las redes sociales y es necesario frenar, también a través de la corregulación con los proveedores, la sobreexposición en línea de los menores». Y concluye con una advertencia a los adultos, que suele ser un modelo para los más jóvenes «que a veces protagoniza comportamientos contradictorios, como el de prohibir el móvil en la mesa o en clase cuando ellos mismos lo están usando en esos mismos contextos».

Independientemente de los datos presentados, la iniciativa sigue siendo un momento importante para reflexionar sobre los riesgos cada vez más marcados de la navegación en línea y para recordar que, independientemente de todas las precauciones tecnológicas necesarias, no hay mejor protección para evitar sorpresas desagradables que ser cada vez más conscientes de que debemos ir con los tiempos y conocer la evolución del riesgo, cada vez más sutil y agresivo. El principal factor de exposición al peligro sigue siendo la distracción y el error humano.

Además, la jornada inauguró la 7.ª edición del Mes por la Seguridad en la Red, promovido por el Ministerio de Educación y del Mérito y por Generazioni Connesse, que ha programado, durante todo el mes de febrero, diversas actividades de divulgación de los principios del uso positivo de la red y de los instrumentos tecnológicos por parte de los colegios de toda Italia.

Suscríbete al boletín

Artículos relacionados